Qué es el Canto Libre Transformador

El canto libre, a partir de mi experiencia personal, es la forma de cantar tal como surge naturalmente cuando tarareamos. En el canto libre no hay ninguna intención estética, aunque se pueda considerar bello por ser capaz de expresar libremente cada momento tal como se vive. Normalmente es un canto sin palabras y al mismo tiempo con consciencia. Y esta forma de cantar, según mi modo de ver, permite traducir fielmente lo que internamente sentimos.

En este sentido, poder expresar genuinamente nuestras vivencias más profundas, a través de este modo de cantar, las puede ir transformando. De ahí que llamo Canto Libre Transformador a mi método terapéutico con la voz, ya que dando expresión libre y en forma sonora a las emociones, estas se pueden vivir en profundidad y, por tanto, se pueden soltar o transformar hacia vivencias más saludables.

Nuestra voz, aquí y ahora, reproduce la síntesis sonora de toda nuestra vida. El sonido, como una huella, transmite fielmente nuestra historia con nuestras vivencias más profundas, y todo ello se puede escuchar, enmascarado sin querer, en el timbre de nuestra propia voz.

El sonido antes de nacer es tan solo aire, respiro y después se podría casi definir como aire encarnado. Su vibración es capaz de tocar cada célula y partícula de nuestro cuerpo, donde se inscriben entre  otras muchas informaciones, todas las emociones. 

Emitir por tanto, sonidos y entonaciones, -contactando y escuchando el cuerpo mientras se mueve al mismo tiempo-, brinda la experiencia de hacer vibrar y poner de nuevo en juego energías atascadas o interrumpidas. Y, por tanto, despertando la memoria de viejas vivencias emocionales, el sonido estimulará a su vez nuevas respuestas.


La Voz
Surge en el aquí y ahora de nuestra existencia.
Deja traslucir nuestro interior dejando paso libre al sonido que arrastra la música de emociones sepultas.

El canal del canto libre va a permitir que bloques de resentimiento, rabia, miedo o melancolía se liberen desnudándose  y adoptando nuevas formas de expresión sonora. Así las emociones oscuras se irán transformando progresivamente en partituras sonoras más amorosas, enérgicas y/o llenas de vida, según lo que se necesite.

El sonido en libertad, sin el control de la mente, a través de cantos improvisados o jerigonzas sonoras, se transforma además en un canal creativo que privilegia la expresión más auténtica, sorprendente y genuina de sí mismo, lo cual abre no sólo las puertas de la creatividad sino una conexión profunda con lo más Grande, dentro y fuera de nosotros.

Trabajar con los sonidos de nuestra voz así como con entonaciones y cantos espontáneos, permite contactar nuevos modos de expresión de sí mismo.  

Se revela también como un modo creativo para limpiar vivencias y emociones negativas transformándolas en respuestas y recursos más saludables y enriquecedores para la vida.

La propia manifestación sonora, directa, íntima y profunda, favorece también la autoestima pues da dignidad al dolor y al sufrimiento, que con la expresión sonora se vuelve acto creativo y se transforma.

  • Descubrir nuevos modos de expresión para aligerar las cargas emocionales de la vida.
  • Explorar todas las posibilidades inherentes a tu capacidad vocal abriendo nuevos canales para la creatividad.
  • Contactar con tu propia y genuina capacidad de cantar (aunque te parezca que desentonas).
  • Ampliar tu capacidad de consciencia y de darte cuenta.
En este ejercicio te invito a…


escucharte, verte dentro y entonar un canto… sentir la emoción de un capítulo de tu vida y ponerle un sonido… dar voz al dolor y al sufrimiento, a la ternura, al amor y a la alegría… improvisar una canción que saque a la luz lo que llevas dentro… tomar contacto con tu sonido interior y tu esencia… permite que la música del alma haga vibrar cada parte de tu cuerpo, con sus sensaciones, emociones y pensamientos…