Rosa Medina

Psicóloga y psicoterapeuta formada en Gestalt, Corenergética, EMDR, Gestalt-coach, Wingwave coaching, Master Practitioner y Trainer en PNL. Formada también en Psicoterapia Integrativa en el Programa SAT con Claudio Naranjo, del que he sido discípula y colaboradora, he desarrollado en Italia y España, desde hace casi 30 años, un innovador modelo en el campo del crecimiento personal y de la terapia a través del sonido, la voz y el canto libre.

Mi historia con el canto libre

Todo empezó un día bastante oscuro de mi vida en el que en una actitud de profunda escucha interior, y sin saber cómo desembarazarme de la angustia que me sobrecogía, di rienda suelta a mi instinto y me puse a “vomitar” sonidos y cantos espontáneos que iban traduciendo cada uno de los paisajes emotivos que me habitaban.

Estaba viviendo por aquel entonces, hace ya 30 años, un cambio radical de vida que me llevaría a otro país.

Y tenía bastante miedo. Empecé por ahí, a sacar el miedo en forma de temblor sonoro. Un estado de trance se fue apoderando progresivamente de mí y sin pensar nada, todo mi ser se puso al servicio de ese sonido espontáneo que se encargaba de ir expresando cada una de las emociones que iban apareciendo, una detrás de otra.

Al miedo le siguió el llanto, que no quería más llorar y gemir en silencio. Di rienda suelta a los sollozos como las plañideras de antaño encargadas de llorar a los muertos. Oyéndolo me iba haciendo cargo de mi dolor que fue desembocando en un grito de rabia incontenible.

Espontáneamente todo ese ímpetu se fue transformando en alegría. Una alegría muy profunda que surgía sin hacer nada como un volcán y me hacía saltar espontáneamente al compás de una melodía jubilosa y festiva.

El cansancio se fue apoderando de mí llevándome a un estado íntimo de amor y compasión hacia mi misma. Y también eso lo canté abrazándome y acunándome con una dulce y tierna melodía hasta quedarme completamente en paz.

Todo mi cuerpo rugía como una leona en lucha por lo que más quiere. La fuerza de la agresividad me ayudó a defender mi espacio y mi proyecto. Y esa fuerza fue marcando un ritmo con todo mi cuerpo mientras me sentía una mujer salvaje que cantaba una danza guerrera

Lágrimas de agradecimiento recorrían silenciosas por mi rostro. Inclinada en reverencia, me sentí plenamente agradecida a la Vida y su misterioso y mágico acompañamiento, que me había permitido descubrir en las profundidades del dolor y mi angustia, esa voz nueva y ese canto sanador.

No sé cuánto tiempo pasó, pues estuve en un estado sin tiempo donde el espacio era ocupado sólo por mi y mi canto libre. Las voces que oía de mi me parecieron extrañas y ajenas a mi, como si de otra persona fueran. Me preguntaba continuamente, ¿quién soy yo?, ¿soy yo esas voces?.. Me costaba mucho reconocerme en esos timbres y tonalidades nuevas de mi voz. Yo había cantado mucho en la adolescencia con la guitarra. Conocía bien mis recursos vocales. Pero aquí había topado con una voz nueva. Una voz libre de conceptos estéticos, donde no importaba nada el resultado artístico, donde cabía todo, lo feo y lo bello, el chillido y el gallo, lo desentonado y lo afinado, lo desagradable y lo armonioso.

Y comencé a amar esa nueva voz y todo lo que significaba en ese momento.

En Italia desarrollé mi método. Ese descubrimiento era demasiado bueno para usarlo sólo para mí. Así que haciendo uso de mi formación profesional en Terapia Gestalt y Corenergética, fui integrando a mis conocimientos ese nuevo ingrediente vocal y sonoro, inventándome toda una serie de ejercicios que me venían inspirados en los grupos de voz, hasta desarrollar en todos estos años este método que llamo CANTO LIBRE TRANSFORMADOR

Trayectoria Profesional

Mis primeros aprendizajes

Empecé con 7 años a estudiar piano con mi padre, catedrático de piano en el Conservatorio de San Sebastián. La música era leit-motiv de mi familia, como el aire que se respira, lo abarcaba todo: 3 pianos a veces sonando a la vez, y si no, música clásica de fondo. Mi infancia estuvo caracterizada por el estudio, colegio y conservatorio, tanto en periodo escolar como en vacaciones. Estudié también 6 años de flauta travesera que posteriormente con 15 años abandoné por no poder con todo y sentirme ya bastante esclava de tanto estudio y obligaciones académicas.

Con 17 años terminé la carrera superior de piano y al año siguiente me orienté a estudiar Psicología y Ciencias de la Educación, que terminé en el 83.

Desarrollo

Desde muy joven tuve la oportunidad de guiar grupos. De hecho, mientras estudiaba psicología fui profesora de dinámica de grupos en escuelas de Formación de Animadores Socioculturales y de Tiempo libre.

Terminada la carrera de psicología estuve un año en Paris estudiando en la Sorbona (Paris V), y obtuve un diploma en Psicologie du Conseil (D.E.S.S.), mientras trabajaba como chica au-pair cuidando unos niños. (1983)

En Paris comenzaron también mis trabajos de crecimiento personal con Marie Petit, a los que seguirían otros en 1985 con Paco Peñarrubia en Ibiza y Claudio Naranjo en Bilbao. Esto impulsó mi deseo de iniciar en el 86 la formación en Terapia Gestalt con Paco Peñarrubia en Madrid. Mi formación continuó posteriormente con dos años de Corenergética con Pilar Martin.

En el 88 fui contratada por la Universidad del País Vasco como docente de Psicoterapia y Antropología Psicológica en la Facultad de Psicología de San Sebastián hasta el 92, año en el que me fui a vivir a Italia (Siena) donde he estado viviendo en el campo hasta el 2013, que volví a Barcelona.

En la actualidad

Desde el punto de vista profesional y del crecimiento personal mi permanencia en Italia se ha caracterizado por:

  • Mi formación continuada en el programa SAT de Claudio Naranjo, al que he seguido como mi maestro de vida hasta su fallecimiento, y con el que he ido colaborando en la difusión de sus enseñanzas.
  • Exploración, desarrollo y consolidación de mi trabajo con la voz, el sonido y el canto libre, mediante la conducción de muchos grupos y residenciales (Siena, Bologna, Milano, Napoli, Trieste, Torino, Asti…).
  • Trabajo de Psicóloga y Psicoterapeuta como autónoma.
  • Trabajo de voluntariado durante 10 años en una Asociación de ayuda a mujeres maltratadas llamada Donna Chiama Donna (Siena). En esta asociación he conducido muchos cursos de formación para operadoras de ayuda en violencia de género, tema del cual soy experta.
  • Variadas y diversas formaciones entre las que destacaría el EMDR y dos seminarios con Bert Hellinger en cuanto fueron de gran aporte a mi profesión como psicoterapeuta.

A finales del 2013 volví a España y por circunstancias de la vida fui a parar a Barcelona, donde tengo raíces por parte de madre. Aquí he realizado formaciones en PNL (Practicioner, Master y Trainer) y en Coaching WingWave®.

Colaboro con varios centros de Gestalt impartiendo talleres de Voz, Canto Libre y Gestalt dentro de la Formación en Terapia Gestalt: el Centro Integratiu de Barcelona, el Aula Balear de Gestalt y el Institut Gestalt en el área de Corporal con trabajos con la voz, el sonido y el canto libre.

En el 2016 comencé a impartir formación en el uso de la voz y del canto libre en las profesiones de la ayuda. Con el tiempo esta formación, que realizo en Barcelona y también en Italia, se ha denominado La Voz Curandera.

En este periodo mi interés está en difundir lo más posible este trabajo con la voz que considero innovador y de gran valor expresivo y terapéutico. Y por ahora poco conocido.