La voz curandera logo
Trance y Canto Terapéutico

¿Qué es un trance?

Caer o entrar en trance es un proceso psicológico por el cual un individuo alcanza un estado de conciencia alterado respecto a su normal condición y desconectado de lo que le rodea. Se ha comprobado científicamente que en el estado de trance se produce una mayor activación de la actividad cerebral. Es sobre todo en el hemisferio derecho donde se producen mayores y diferentes conexiones neuronales que permiten conectar con otros niveles de conciencia y desde ahí obtener mejores comprensiones. Y además nos abre el acceso al inconsciente.

La palabra trance viene de transitar. Transitar de un estado de conciencia a otro, de un tipo de atención a otra.

Normalmente estamos en una atención dividida. En nuestra cabeza conviven estímulos que vienen tanto del interior como del exterior. Sin embargo, en el estado de trance nuestra atención se orienta hacia el interior desconectándose completamente del mundo exterior.

Con todo, nuestra atención la mayor parte del tiempo está absorbida por lo de fuera más que por el mundo interno. El Dr. Dispenza nos recuerda, según los descubrimientos de la Física Cuántica, que “allá donde pones la atención fluye la energía”. Según esto podemos ver entonces cómo nuestra energía se dispersa continuamente en el mundo exterior.

El Dr. Dispenza va más allá cuando dice que el ambiente externo controla nuestros pensamientos y sentimientos que son los que van construyendo nuestra realidad. De hecho, cuando dividimos nuestra atención y energía entre todos esos objetos, personas, problemas y temas del mundo exterior, no nos queda apenas energía para nuestro mundo interior de pensamientos y sentimientos. Por lo tanto, carecemos de energía para crear algo nuevo.

Por eso es tan beneficioso entrar en estados de trance porque sus cualidades de presencia, atención, apertura y relajación de la mente, concentración y comprensión profunda, nos permiten abrir espacios nuevos donde encontrar respuestas y significados más saludables para la vida. De hecho, es en estas condiciones particulares del trance donde podemos sostener estados emocionales superiores independientemente de las condiciones externas. Y desde ahí podemos también abrir las puertas a intuiciones privilegiadas que generan mejores comprensiones de nosotros mismos, de los demás y de la realidad en su conjunto, lo cual asienta los pilares de la transformación. Emociones elevadas como la gratitud, reconocimiento, inspiración, libertad, bondad, altruismo, compasión, amor y dicha, también se perciben y se sienten con más claridad en dichos estados de conciencia a los que podemos llegar mediante el trance.

¿No será por todo esto que los chamanes de todas las culturas se autoinducen estados de este tipo como una vía para alcanzar estados elevados de conocimiento?

¿Puede el canto libre actuar como facilitador

del estado de trance?

 ¿Cómo contribuyen las frecuencias vibratorias del sonido dentro de nuestro organismo a inducir el trance?

Según nos dice J. Goldman en su libro El Efecto del tarareo, bastan 5’ entonando OM para que se desactive el sistema límbico. En consecuencia los estados emocionales ligados al mismo también se apaciguarán, generando una sensación de calma y serenidad lejos del estrés. Estas son las conclusiones de unos estudios científicos realizados en un grupo de personas que cantaron por 5′ el conocido mantra OM.

Por tanto, el canto con entonaciones permitiría el acceso al trance al acceder más fácilmente al mundo interno con esas vibraciones.

Y podemos concluir que el canto con entonaciones permite en muy poco tiempo sosegar la mente y entrar en un estado de calma. Un estado propicio para entrar en meditación, para despejar interrogantes con respuestas insólitas y creativas o simplemente para elevar la frecuencia a estados elevados de conciencia como el amor, la gratitud, la compasión, la conexión con todo.

Y si tienes un conflicto con alguien te doy un consejo: ¡5′ de entonaciones antes del encuentro!

1 comentario en “Trance y Canto Terapéutico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más
Historias

El viaje del héroe

El viaje del héroe es una metáfora del viaje de la vida. ¿Quiere decir entonces que todos somos héroes y heroínas por el mero hecho de vivir? Un poco sí, ya que el nacimiento se revela como ese gran salto a la vida tras experimentar la primera muerte con la pérdida del paraíso en el vientre materno.

Leer más »